¡En el verano podemos cuidarnos y disfrutar!

A una semana de la fiesta de fin de año, a dos semanas de la fiesta de navidad. Inmersos en el centro del verano

Muchos felices disfrutando. Para otros representa un desafío, empezando por la vestimenta ligera, los trajes de baño, cuando no te gusta tu cuerpo esto significa un verdadero reto. Sin contar que en esta fecha solemos llegar con algunos kilitos de mas.

Los motivos son conocidos por todos: días mas largos, reuniones con familia y/o amigos, paseos, fiestas, picnics. ¿Y todo lo acompañamos con que? ¡con comida y con alcohol!. Ademas de que nos movemos menos por el calor, y también dormimos menos. Solemos mirar para otro lado e ignorar lo que estamos haciendo con la excusa de las vacaciones, pero la realidad es que ¡estamos tirando todo por la borda!

Entonces, ¿que podemos hacer?

Primero que nada, usar la cabeza y pensar que es lo que estoy haciendo. No todo esta perdido, el año recién empieza, ¿quiero empezarlo aumentando de peso? Seguramente la respuesta sea NO.

La realidad es que podemos disfrutar de la misma forma el verano, pero de manera mas saludable. Por ejemplo:

Comer frutas: 

Lo cierto es que en esta época del año podemos disfrutar de casi cualquier fruta y verdura, aunque siempre es preferible tomar la fruta del tiempo y, a ser posible, de proximidad o kilómetro cero. Por eso, vale la pena aprovechar el verano para comer aquellas frutas que, durante estos meses, se encuentran en su mejor momento.

La sandía, el melón,   y las cerezas son tres de mis frutas preferidas, así que en verano aprovecho para disfrutar sobre todo de estas últimas, ya que son las que me resultan más difíciles de encontrar durante el resto del año. Además de buenísimas, las cerezas son ricas en vitaminas (especialmente vitamina K) y minerales (potasio, fósforo, magnesio…) y tienen un poder diurético, saciante y laxante. ¡Super recomendables!

Y para ustedes, ¿cuáles son las mejores frutas del verano?

Snacks saludables:

Esos momentos en los que no estas en casa y morís de hambre son los peores, por eso es importante tener a mano algún snack saludable. Son los bien llamados tentempiés de media mañana y tarde. Yo en general recurro  a la fruta, los frutos secos, los yogures o los quesos. Me parecen las opciones más cómodas para poder llevar en el bolso, porque son fáciles de transportar y las puedes tomar en cualquier lugar. Estos snacks los preparo antes de salir de casa o la noche anterior. En el caso de la fruta, la lavo, la pelo y la corto y la guardo en un tupper para que esté ya lista para comer en cualquier momento. También son una buena opción los chips de verduras, los pochoclos al natural, y el yogurt liquido. Solo es cuestión de organizarse.

Por ultimo y no por eso menos importante la recomendación es:

Moverte

Pero no moverte para “compensar” todo lo que has comido. No se trata de eso. Estar tirado en el sofá horas sin fin tampoco te aporta nada al fin de cuentas. Acá lo importante es no dejar de moverte, no perder la costumbre. y poco a poco ir sumando actividad.

Algunas ideas para moverse:

  • Salí a la calle a jugar con tus hijos
  • No utilices ningún ascensor
  • Antes de ir a dormir, realiza una serie de estiramientos
  • Prepárate para una carrera popular.
  • Pone música y baila, en las fiestas y sin fiestas.
  • Caminatas por la ciudad
  • Sentadillas al despertarte
  • Salir a pasear con patines
  • Andar en bicicleta
  • Gimnasio

Espero tomes en cuenta algunos de nuestros consejos. ¡Juntos podemos mejorar nuestra calidad de vida, aun en verano!

Fuente: redacción propia.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *